Directivos del sector educacional en el municipio de Amancio, al sur de la oriental  provincia de Las Tunas, asistieron hoy nuevamente al programa de opinión y debate Micrófono Abierto, que cada sábado transmite Radio Maboas, para pasar revista a los aciertos y desaciertos del curso escolar 2013-2014, iniciado en todo el país el lunes 2 de septiembre.

Si bien la totalidad de los 52 centros previstos abrieron sus puertas al calendario docente, todavía se requiere continuar trabajando con la familia, sobre todo en temas como el reglamento escolar, el uso correcto de los uniformes y aquellos casos de alumnos que por una razón u otra no asistieron a las aulas.

Al respecto, la Máster Marilín Rodríguez, metodóloga de trabajo preventivo en el sector educacional amanciero, precisó que se trabaja de conjunto con los padres y la comunidad para propiciar que los niños y adolescentes puedan recibir los beneficios de la instrucción.

Por su parte, la Licenciada Yudelkis Ochoa, subdirectora del ramo, enumeró las medidas adoptadas para lograr la inserción de un grupo de educandos al proceso docente-educativo, con énfasis en los estudiantes con patologías en fase terminal, y las adolescentes embarazadas o recién paridas para que se acojan a la licencia de maternidad.

El período lectivo recién comenzado en la más sureña de las localidades tuneras, presenta una situación favorable en cuanto al completamiento de la base material de estudio, las condiciones de vida y la disponibilidad técnicas y operativa de los medios audiovisuales, lo que requiere de un mayor cuidado y protección por parte de los estudiantes y el personal encargado de ellos.

Otro tanto a favor es el seguimiento a los niños con necesidades educativas especiales, lo cual permite diagnosticarlos desde edades tempranas e incorporarlos a un programa que posibilita incorporarlos a la vida útil, sin exclusión o prejuicios.