El municipio de Amancio cuenta con un patrimonio boscoso de 17 392 hectáreas (ha), de ellas 14 503.2  de áreas naturales, lo cual asegura mejores condiciones para incrementar el patrimonio boscoso, declaró a Maboas Digital, Alexander Rodríguez Moreno, jefe del Servicio Estatal Forestal, en esta localidad del sur tunero.

Para este año, el reto es plantar unas 196.1 ha, 100 de ellas corresponden a la Empresa Forestal Integral (EFI), 68 al Grupo Empresarial Azucarero AZCUBA, 28 a la  Empresa Agropecuaria, y  0.1 a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

En este empeño, los forestales amancieros muestran un panorama favorable en la reforestación, pues lograron cubrir 78 hectáreas con diferentes variedades.

Aunque el periodo de siembra es hasta el 15 del venidero mes de septiembre, el municipio de Amancio avanza en el cumplimiento de la recuperación de áreas y el cultivo de especies maderables y frutales.

Ello es posible gracias a la labor de los trabajadores del Vivero Forestal  “18 de Septiembre”, ubicado a la entrada de la cabecera municipal.

La calidad de las posturas es superior a la de años anteriores y con un gran poder de germinación, según el criterio de especialistas.

Especial seguimiento se le ofrece a la prevención de los incendios forestales, causa por la que se perdieron 460 ha en el bosque de San Miguel del Junco, declarado Área Protegida.

Para proteger los bosques se encaminan varias acciones, entre ellas la realización de trochas cortafuegos, así como la preparación de los hombres encargados de cuidar las reservas locales.