Atención a embarazadas en hogar materno. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

El municipio de Amancio en los primeros dos meses del actual año no muestra  incidencias en la mortalidad materno infantil, y el bajo peso al nacer. sin embrago se denota un decrecimiento en los embarazos y la tasa de nacimientos, pues hasta la fecha se contabilizan 16 menos que en el año que recién concluyó.

La doctora Merlis Adela Pérez Rodríguez, al frente del Hogar Materno de esta localidad, puntualizó que se encuentran ingresadas 10 gestantes, atendidas por dificultades con el peso, y modificaciones cervicales, así como también se siguen a dos adolescentes.

La especialista en Primer Grado de Medicina General Integral, precisó que tres veces a la semana llega a la institución personal del Laboratorio Clínico para realizar exámenes complementarios, así como especialistas en Gineco-Obstetricia ofrecen una consulta semanal, y en el caso de requerir otros estudios se realizan todas las coordinaciones necesarias.

Ante actual situación epidemiológica se adoptan las medidas establecidas en los protocolos de actuación restringiendo la entrada de las familias al centro,  colocando las barreras sanitarias y exigiendo por el uso del nasobuco.

Por otra parte la Doctora Misleydis Puga Ramírez, al frente del Programa de Riesgo Reproductivo Preconcepcional, dijo que se dan consultas para corregir o eliminar los riesgos de aquellas mujeres que deseen tener hijos, también, la infanto-juvenil para prevenir el embarazo en la adolescencia, y atención a la pareja infértil, todas se insertan dentro del programa Materno Infantil y contribuyen a elevar la calidad de vida al suroccidente tunero.

Asimismo se destacó que en medio de esta situación provocada por la Covid-19 se mantiene la vacunación a los niños y las embarazadas, las consultas, así como las  pruebas citológicas, acciones que complementan el Programa Materno Infantil al sur tunero.