Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Hasta la Secundaria Básica Capitán San Luis del municipio de Amancio llegó Soberana 02, como una brisa esperanzadora para revertir la compleja situación situación epidemiológica que enfrenta el país y apostar por un reinicio de las actividades escolares esta vez de forma presencial.

Para Yeilis, Liannnis Laura, y Alennis vacunarse es no solo estar más seguras, también es cuidar a los abuelos, los padres y maestros, así como cumplir sueños detenidos por la pandemia, y para sus madres es la confianza de que por la sangre de sus hijos circulan dosis de esfuerzo, sacrificio y amor.

Para ellos es además el agradecimiento eterno a Cuba por ser el primer país que vacuna a sus niños y adolescentes, y a su comunidad científica por el compromiso con su pueblo.

En el municipio de Amancio se vacunan en este  segundo grupo de las edades pediátricas comprendidas entre los 11 y 17 años, 11 meses y 29 días un universo que comprende 2 302 alumnos.

Para este proceso se concibieron 9 puntos que funcionan como vacunatorios en la zona urbana, en tanto en la zona rural cada consultorio del médico y la enfermera de la familia se encargará de la administración del inmunógeno que tiene un esquema de tres dosis, con un intervalo de 0, 28 y 56 días.

Según explicó Enma Borrás, subdirectora general de Educación, el proceso transcurre de forma organizada y con apego al cumplimiento de los protocolos establecidos.

Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada