Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

La consagración y el compromiso con la vida de los que habitan este municipio de Amancio, hizo que los innovadores del Servicio de Electromedicina en el Área de Salud, ayudaran a salvar no pocas vidas durante el pico pandémico provocado por la Covid-19 que enfrentó esta suroccidental localidad tunera, entre los meses de agosto y octubre.

Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Orestes Moreno Román, especialista principal de ese Departamento en la más sureña de las  localidades tuneras, explicó que se enfrascaron en reparar y sacar adelante un equipo de oxigeno de alto flujo e instalarlo en una ambulancia para el traslado de pacientes que requerían acoplarse a un ventilador.

Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

También se recuperaron los aditamentos que permitieron poner a funcionar los dos ventiladores que existen en el Policlínico con servicios de Hospitalización “Luis Aldana Palomino” con reguladores de oxigeno y botellones para atenuar la situación que enfrentó el país con la rotura de la principal planta productora de oxigeno medicinal.

Se recuperaron oxímetros de pulso para comprobar la saturación de este parámetro vital en los  pacientes, y se modificaron locales para convertirlos en salas de atención elevando así su índice ocupacional.

Por otra parte lograron devolverle la vida al único Rayos X móvil de la institución apoyando el seguimiento a los pacientes de Covid-19 que requieren estudios radiológicos para conocer la evolución de la enfermedad.

El reto es mantener el coeficiente de disponibilidad técnica de los equipos por encima del 98. 5 % que se exige, teniendo en cuenta que más del 60 % no tiene disponibilidad técnica porque tienen muchos años de explotación pero se mantienen funcionando.

Tal vez los rostros y nombres se hagan ajenos, pero detrás del colectivo de trabajadores del Servicio de Electromedicina en el Area de Salud de Amancio hay un colectivo de héroes anónimos que no descansa y a pesar de limitaciones y carencias que arrecia el bloqueo que se impone a Cuba se empeñan en crear y poner corazón a la obra común porque no hay satisfacción mayor que salvar vidas.