Mi sangre no tiene precio. Foto: Rafael Aparicio Coello.
Mi sangre no tiene precio. Foto: Rafael Aparicio Coello.

“Eran aproximadamente las 6 de la tarde, acababa de llegar agotado del trabajo a la residencia que ocupaba junto a otros colaboradores en San Juan de la Gunilla, estado de Mérida en la República Bolivariana de Venezuela, escuché unos toques  rápidos en la puerta y al abrir me encontré con  unas caras asustadas, al preguntar qué pasaba me contestaron que sabían que yo era donante de sangre O positivo por lo que necesitaban mi ayuda pues tenían un pariente de 60 años a quién operarían del corazón y estaba en estado crítico, en fin necesitaban sangre  y querían saber que quería o cuánto dinero pedía por ello”.

Cuando se diseñó el programa de actividades para el verano 2016, se pensó en la satisfacción del gusto de todos porque es, precisamente el público, nuestra razón de ser.

El proceso de consulta popular para la modificación del Código de Trabajo, ya inició en el país, cuyos debates se prolongarán hasta octubre próximo y en el que participarán 3,5 millones de empleados estatales y privados.

El patio de la Unidad Empresarial de Base Central Azucarero Amancio Rodríguez, acogió a jóvenes y pioneros de esta sur occidental localidad tunera, que se dieron cita para celebrar los  aniversarios de sus organizaciones.

8 de marzo: Día Internacional de la mujer

Ella es toda una figura, una personalidad; su sello está indisolublemente ligado al quehacer educativo, comunitario y medioambiental de este municipio que se ubica al sur de la provincia de Las Tunas.