Foto: Ana Iris Figueredo Torres

Una nutrida representación de los trabajadores de la unidad empresarial de base (Ueb) Derivados Amancio Rodríguez, se reunieron en las inmediaciones de la esta fábrica para expresar su rotundo rechazo a las acciones, mentiras y patrañas de los enemigos de la Revolución, dirigidas a  desestabilizar el país.

En su intervención, Heidys Rodríguez Olivera, jefe de producción  en esta entidad,   expresó que Cuba no está sola, tiene un pueblo valiente que reconoce que debajo y detrás  de cada horcon  que sostiene nuestro proceso, hay mucha sangre derramada de nuestros mártires, la que no fue, ni será derramada en vano.

Enfatizó que los amancieros no tienen miedo,  pues hoy es determinante la unidad y el amor a la patria y la familia, pilares que defenderemos a cualquier precio, resistiremos y venceremos una vez más como nos han enseñado quienes nos antecedieron.

Hoy el compromiso de los trabajadores de la Ueb Derivados es mayor, continuaran cumpliendo con los planes productivos a pesar de tener fuera de funcionamiento la Planta de Alcohol, una de las de mayor incidencia en el proceso la cual aporta mayores ingresos.

Ante las dificultades a consecuencia de las limitaciones de recursos, este colectivo prioriza la planta de ron, que se encarga de la exportación del ron a granel, actividad que genera  la entrada de divisas al país, así como fortalecen la planta de alimento animal, la que envía sus producciones al Centro Multiplicador Genético  Venezuela Libre, perteneciente a Tecnoazucar.

De esta manera y a 48 horas de arribar al aniversario 68 de los asaltos a los Cuarteles Moncada en Santiago de Cuba  y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo,  quienes laboran en la unidad empresarial de base Derivados Amancio Rodríguez, expresan que desde sus trincheras defenderán los principios revolucionarios heredados de Martí y Fidel, ratificando su disposición de estar siempre al lado de la Revolución y fieles a la patria.