Producción de alimentos

Los momentos actuales necesitan del actuar consecuente de los hombres del campo quienes tienen el compromiso de incrementar la producción de alimentos, como vía inmediata para satisfacer las demandas cada vez más crecientes de nuestro pueblo.

De ahí que como parte de la Tarea Ordenamiento que pone en práctica el país  desde enero del presente año, el Estado Cubano, con la participación de expertos en el tema y de productores con experiencias y resultados, aprobara un grupo de 63  medidas.

Como bien se conoce, de  estas, algunas deben ser de inmediata  implementación, teniendo como fundamento que las mismas dan respuesta a los reiterados problemas identificados dentro del sector, como parte del mismo proceso.

Producción de alimentosPero se impone hacer cambios en todos los sentidos, pues aún saltan a la vista irregularidades como la baja productividad de las diferentes formas productivas, la poca introducción de la ciencia y la técnica en el proceso, y las deficiencias en el uso y tenencia de las tierras, donde se incluyen, las que fueron solicitadas por nuevos usufructuarios con el fin de hacerlas producir.

Por otro lado están los impagos, donde se torna imprescindible que ambas partes hagan valer los contratos firmados, así como eliminar la morosidad en hacerlo efectivo, muchas veces sin razón alguna o por falta de control y gestión.

Es preciso ir a las bases legales y, si es necesario, que los productores o las  juntas directivas lleven ante los tribunales a las empresas que incumplan con los pagos, que se traduce en echar por tierra el resultado del esfuerzo y el sacrificio del campesino que labora de sol a sol.

Resalta además  la necesidad de analizar y buscar una definitiva solución, que conduzca a la disminución de la tarifa de cobro de la  electricidad a los productores,  las que se pretende sean fijas durante todo el año.

La implementación efectiva de las medidas, depende, fundamentalmente, de la disciplina, del control y del rigor, y todo ello parte del estricto respeto a la contratación por lo que urge dinamizar el pensamiento y la creatividad, para contribuir a eliminar las trabas, que tanto desalientan al productor.

Es de conocimiento de todos que la agricultura no logra satisfacer las necesidades de la población, y eso se hace evidente en el desabastecimiento y las pocas ofertas en mercados, placitas y puntos de ventas, en muchas ocasiones, favoreciendo a intermediarios quienes se dedican a buscar ganancias personales y no a satisfacer las necesidades alimentarias de la población.

Solo esperemos que estas medidas, por cierto muy bien pensadas y siempre a favor de pueblo,  sean la  respuesta a las inquietudes que ha generado la implementación de la Tarea Ordenamiento, en el sector campesino, cuyas disposiciones están diseñadas a favor del desarrollo de la nación.