Medidas para más alimentos. Foto: Danay Naranjo Viñales

Por estos días los campesinos amancieros debaten en sus bases productivas el amplio paquete de medidas, aprobado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, que tiene como objetivo esencial potenciar la producción de alimentos, un tema priorizado en el país.

Los encuentros centran la atención en las 13 directivas a implementar con carácter inmediato y que forman parte de un proceso de perfeccionamiento del sistema de la Agricultura, que hasta el momento ha requerido de casi 4 mil millones de pesos del presupuesto del Estado.

Medidas para más alimentos. Foto: Danay Naranjo ViñalesDe ahí que los campesinos del municipio acogieron con beneplácito y mente positiva estas disposiciones, conscientes de que su puesta en marcha favorece a todas las ramas, reconoce los sacrificios  y tiene en cuenta el ingreso económico de cada uno de los trabajadores del campo.

Si bien es cierto que estas normativas constituyen un impulso para la producción de alimentos en el país, hay que reconocer que los aspectos más debatidos por los productores amancieros son las nuevas facultades para la comercialización de algunos productos, además de la reducción de los precios de los insumos, el agua, la electricidad y los servicios.

Las asambleas efectuadas hasta el momento demuestran que nuestros hombres y mujeres de campo tiene dominio sobre el tema, por eso como complemento para el trabajo proponen transformar los métodos y la mentalidad, potenciando las iniciativas y la búsqueda de soluciones propias.

Pienso que la implementación estas  medidas marcan el inicio de una nueva etapa de trabajo, que crea las condiciones para un mayor control, uso y explotación de la tierra, lo que permitirá  elevar los niveles de eficiencia, y por tanto  la presencia de alimentos a la población en los diferentes puntos de venta.

Muchas de estas directivas satisfacen los anhelos de los productores, a la vez que responden a la necesidades individuales.

Por ello incrementar la productividad y la eficiencia, es la mejor respuesta que pueden dar nuestros campesinos, tanto  al pueblo que lo necesita, como a la Revolución que confía ellos y apuesta  por su entrega y compromiso, ratificado hace 6 décadas.