Amancio trabaja por incrementar la producción de alimentos. Foto: Ana Iris Figueredo Torres 

La producción de alimentos continúa siendo una tarea priorizada en el país, y en el municipio de Amancio, esta marcha según lo planificado.

Pero aún esta se encuentra lejos de satisfacer la demanda popular, a pesar del cumplimiento de cada plan.

Entonces se puede deducir que estos se hacen muy por debajo de las posibilidades reales, aunque no estamos ajenos a elementos como los extensos períodos de sequía que echan por tierra cualquier propósito si de cultivos se trata.

Hoy y según datos ofrecidos, el plan de siembra de viandas como yuca y plátano se sobrecumple en cada una de las etapas y sin embargo es difícil su adquisición en placitas y mercados.

Abogo por el cultivo de boniato, el cual es de ciclo corto y permanece ausente hasta en las carretillas y otros puntos de comercialización.

Entonces me pregunto, ¿por qué no se insiste en que cada productor o base productiva lo siembre para que este alimento no falte en la mesa del cubano?.

Por otra parte y para marcar más la escasez, la plaga del trips de la flor del frijol afectó grandes hectáreas de esta leguminosa, disminuyendo aún mas las opciones de alimentos para los amancieros.

El pueblo no esta ajeno a las dificultades que enfrenta el país, y ha respondido muy bien al llamado del Estado de producir alimento en cada pedacito de tierra, pero aún no es suficiente.

En la actualidad se impone que cada quien haga lo que le corresponde, sólo así se podrá garantizar la alimentación de nuestro pueblo.